viernes, 20 de octubre de 2017

Los domingos en Bamako

La tristeza por la situación de Cataluña (y de España en su conjunto), por más que la racionalice como la crisis final de un largo proceso, está siendo de largo recorrido. Acudir a la música puede parecer una trampa o puro escapismo, pero el hecho es que estos días me alegra mucho oír esta canción del matrimonio formado por Amadou y Mariam, de Mali, a los que llevo siguiendo hace tiempo. Lo que me sorprendía era lo raros que resultaban, muchas veces simplemente sentados, con gafas oscuras. Ahora me enterado de que son ciegos los dos.

La cosa es que me alegra mucho imaginarme a la gente en Bamako los domingos, porque «los domingos en Bamako son días de boda» y «los hombres y las mujeres se han puesto sus bellos boubous».




La letra la cojo de aquí:

Les dimanches à Bamako c'est les jours de mariage (x3)
C'est les jours de mariage
Les djembés et les n'doulous(?) résonnent partout
Les baras et les n'tamas résonnent partout
La kora et le n'goni sont aussi au rendez-vous
Les dimanche à Bamako c'est les jours de mariage(x2)
Les parents et les sympathisants sont au rendez-vous
Les copains et les voisins sont au rendez-vous
Les Founés et les Djidis sont aussi au rendez-vous
Les dimanches à Bamako c'est les jours de mariage (x2)
Les hommes et les femmes ont mis les beaux boubous
Les bijoux et les chaussures sont au rendez-vous
Les basins et les bogolans sont au rendez-vous
La mariée et le marié sont aussi au rendez-vous
Les dimanches à Bamako c'est les jours de mariage (x2)
Les sotramas, les durunis, les taxis, les voitures
Les frères, les soeurs, les badaux, les Griots
Les dimanches à Bamako c'est les jours de mariage (x2)
C'est les jours des mariage (x3)

jueves, 19 de octubre de 2017

Oxford 9 - Figuritas de las Cícladas

En el Ashmolean tenían unas vitrinas con figuritas de las Cícladas, esas islas que forman un círculo en el centro del Egeo, en medio de ese montón de islas que tanta ilusión me hizo ver al pasar por encuma cruzando en el avión a Israel.
Esta parte del Museo, lo minoico, lo micénico (que es menos vistoso, al menos en «lo pequeño») y lo cicládico estaba bastante bien, por ejemplo este texto, muy interesante, que comienza con dos citas que documentan el cambio de gusto. De ser figuras feas, pasan a ser prodigios:


A mí me gustaban los de forma de violín:


Aquí toda una fila:


Muy ilustrativo también era el modo de mostrar en una copia cómo sería la posible pintura que tendrían, sobre todo en la cara y la posición en que estarían originariamente, no de pie, sino tumbadas. La pintura da miedito, igual que los originales de esculturas griegas pintadas de esos colores fuertes que los griegos les ponían. Así nos están convirtiendo en unos relativistas artísticos, pero bien, todo sea por la verdad de los hechos:





Esto es una figura de las más grandes encontradas. Materialmente no puede estar de pie, así que tiene que ser una estatua «yacente». Es una mujer, embarazada, con las manos sobre el vientre y restos de pintura en los ojos. Con todos esos datos, da bastante penilla, la verdad:

miércoles, 18 de octubre de 2017

Bordeando la costa

Aprovechando el puente, me acerqué un día a la costa da Morte a charlar con unos amigos. Sabía que estábamos muy de acuerdo en "lo de Cataluña", pero no nos vino mal poder hablar de ello con tiempo por delante. También me gustaría hacerlo con alguien que me contradijera (pero con argumentos, por favor), pero estos días me apetece poco, la verdad, discutir con los que se han instalado en una realidad alternativa.
Hasta Noya, la línea recta de Santiago con el mar, todo parece subida, pero llegas al punto más alto y es desde ahí de donde se puede ver, a lo lejos, como una ensenada con un montículo en un lado y un brazo de tierra por el otro. Ese día parecía que habías llegado a los Puertos Grises con Frodo y Bilbo. No sé si era la bruma, el sol de un día maravilloso (pero el sol en Galicia se paga: es mejor que llueva, como ahora, gracias a Dios) o el color del mar, entre azul y verde.
Me gustó mucho el recorrido por la costa a partir de allí: O Freixo, Abelleira, Muros, Lira, Carnota. Es de las zonas mejor cuidadas de Galicia. Vas pegado al mar. No hay mucha gente. Es el mar y casas sueltas.

Recordando esa tarde, se me ha ocurrido una propuesta, no para Cataluña, sino para toda España: que en la educación prioricemos lo antiguo. Lo voy a explicar:
Se discute ahora sobre la enseñanza de la historia en Cataluña. No creo que sea sólo cuestión de quién la da y con qué sesgo y si adoctrinar o no y menos si enseñar a pensar o no (en esto la crítica de Ferrán Caballero es perfectamente pertinente). Lo que yo propongo es que cambiemos el sesgo: en vez de poner el foco en lo contemporáneo, pongámoslo en lo antiguo.

-En Historia: estudiar Historia de la Grecia clásica, a partir de Heródoto y Tucídides básicamente. Luego se podría estudiar la Guerra Civil de César. Y ya.
-En Arte: Arte griego y romano (a los progres les dejaríamos sólo unas horas de arte chino y japonés clásico) y luego lo que viene a continuación hasta el siglo XVIII como muy tarde.
En Literatura: literatura griega y latina. Y si hay tiempo, literatura medieval (y ahí entrarían las Cantigas y Ausias March),  y mucha literatura renacentista y lo que diese tiempo de la barroca hasta el XVIII como límite último.

Diréis: claro, estás tirando para tu corral. Sí, pero es lo que se hizo en Europa hasta el siglo XX. Mirad los resultados de lo contrario: Rufián, Iglesias, Errejón, Colau. Levy, Maroto.

martes, 17 de octubre de 2017

Oxford 8 - Minoicos y Evans

No había caído al entrar en el Ashmolean en que Oxford era donde daba clase Arthur Evans y que allí están algunas cosas que pudo traer. Lo que hizo en Creta, especialmente en Cnossos, es cuando menos discutible en términos de rigor, sobre todo en las restauraciones, guiadas por prejuicios de modernillo que tuvieron una inmensa influencia en otros modernillos a partir de él. Os remito al libro de Cathy Gere, del que ya hice una reseña que me salió muy bien.

Allí estaba, en un retrato ya famoso, sir Arthur. Un dandy:



En el cuadro pintan de fondo este fresco tan "reconstruido", pero lo pintan prístino:


Y aquí, la jarra:


Había restos de dos frescos muy bonitos, también reconstruidos, de "saltadores de toro" o lo que estuvieran haciendo:


Lo pongo bien grande, fuera de los límites, para que se vea bien:



Había un gráfico muy bueno de la estratigrafía, qué se iban encontrando en cada capa:


Y la mítica hacha de doble hoja, tan mítica que seguramente es votiva, sólo para "adorno":


Esta tumba de Cnossos del siglo XIV a. C: con forma de arca, es un lárnax


Una jarra, muy restaurada, decían en el cartel, con lirios y plantas de papiro. Muy bonita: DE en torno al 1450-1400 a. C.



Y la "mítica" (en el sentido más vulgar del término) del pulpo




lunes, 16 de octubre de 2017

Oxford 7 - Egipto en el Ashmolean

Me está sorprendiendo mucho lo mucho que me están gustando últimamente las secciones de arqueología de los museos. Me pasó en Israel y también en el Ashmolean de Oxford. Lo más increíble es que hasta la sección egipcia, a la que le tenía cierta manía, me interesó. Y mucho

Por empezar por el final, una momia con ese retrato en encáustica sobre madera de tilo. A las momias les tenía más bien manía (también), pero esos retratos siempre me han impresionado: han conservado esa viveza de los difuntos en esos rostros que nos miran, con una técnica muy suelta muchas veces: es encontrarse pintura mil años antes de lo que uno está acostumbrado.



Esto es de la web del Museo. Creo que muestra mucho mejor lo que quería decir:


Quizá me impresionó que tuvieran cosas desde el principio de la civilización egipcia, aunque en las fotos no lucen mucho. Esto, por ejemplo, son restos de las primeras cosas con escritura:





Había ejemplares de la primera cerámica pintada. Muy sencillos, muy bien:




Por suerte he encontrado esta foto en la wikipeia:


Pero hablando de momias, hasta en este caso me gustó el modo de presentarlas, con todas las capas:




Y luego esa delicadeza excepcional en las líneas del dibujo. Son las patas de una gacela, de una escena de caza. Y es del reino antiguo, de la cuarta dinastía, muy al principio:







Estos son trozos de cristal y esmalte de Tell el Amarna. Ya digo, una delicia:

viernes, 13 de octubre de 2017

Música variada

El sábado por la mañana volvió a Radio Clásica el programa La hora de Bach: una maravilla la música, también de contemporáneos como Haendel:



Pero oíd entero el programa, que es una delicia

El mismo Sergio Pagán dirige otro programa, Música antigua. El primer programa también fue muy bonito. Por ejemplo el aria para bajo "Willkommen werter Schatz", que yo sólo he encontrado en youtube en otras versiones, como esta, también muy bonita:



O esta otra, con la introducción:



Fue un subidón, después de tiempo sin oír tranquilo música clásica. Tanto subidón tenía que hasta me acerqué a un concierto de las Xornadas de Música Contemporánea, a cargo del grupo Cosmos 21. Yo no sabría cuánta gente iba a ver. Tenía (malsana) curiosidad, porque a la vez que se fomenta en Santiago la música contemporánea, cierran los ciclos como el de Músicas contemplativas o cualquier actividad en la que haya música anterior al siglo XIX. La cosa es que aquellos conciertos siempre estaban repletos. A los de las Mareas les debe de parecer que estamos equivocados y nos colocan música contemporánea, a la que no asisten ni ellos, dicho sea sin afán de señalar.
En este concierto hubo, redondeando, treinta personas, la mayoría, me pareció, del grupo de familiares y compositores a los que les estrenaban piezas, además de madres modernillas con niños intolerablemente pequeños que estaban allí comportándose como ángeles víctimas de la postmodernidad, los pobres.
Yo estuve la primera parte del concierto; luego me fui a cenar. Era admirable la habilidad, el virtuosismo y la precisión de los músicos. La música me pareció como del XIX pero deconstruida. A mí, por ahora, que me dejen con Haendel y Bach, que no quiero más.

jueves, 12 de octubre de 2017

Oxford 6 / Jerusalén 15 - Peregrinos en el Ashmolean

Juntos dos hilos en uno, porque vi esta vitrina en el Ashmolean de Oxford con un conjunto de cosas que se han encontrado de peregrinos a Tierra Santa (la peregrinación fetén, con perdón de lo de aquí y mejorando lo presente): las cruces, ampollas, fíbulas, esos zapatos de cuero. Todo es del periodo entre el 324 (tras Constantino) y el 630, con la invasión árabe:



Al lado estaba una maqueta muy chula del Santo Sepulcro, hecha en 1600/1700 en Belén con madera de olivo, madreperla y marfil. Se puede separar en partes:



Justo hoy he visto que se ha caído el techo de la capilla etíope, pegada al edificio y no me extraña nada: era muy, muy cutre, más cutre todavía que todo lo demás, que ya es decir.