miércoles, 24 de mayo de 2017

La casa del deán

Me asomé a una ventana de la casa del Cabildo, la que está en Platerías, y a través de una ventana vi esto de la casa del Deán y le hice una foto:



A algunos os sonará porque era el sitio en el que daban la Compostela hasta hace unos meses. En el enlace que os he puesto tienen este dibujo, que está bonito:

lunes, 22 de mayo de 2017

El anillo de Polícrates

Había previsto la última clase de Las Bacantes, la tragedia que hemos estado traduciendo todo este cuatrimestre, para que la comentásemos en conjunto. Al final, como me temía, acabé monopolizando yo casi todo el tiempo; el viejo truco de hacer como que ofreces dar la palabra y acabas tú de monólogo satisfecho,
La cosa es que al acabar de leerla me había acordado de esa envidia (φθόνος) que describe Heródoto que sienten los dioses ante la felicidad que parecía completa de Polícrates, tirano de Samos, En realidad todo era un mareo mental mío, porque en Las Bacantes simplemente estamos -creo- ante la venganza brutal de Dioniso, un dios que no tolera ni un atisbo de falta de piedad, él que no tiene ninguna ni siquiera con su familia cercana. Así se las gastaban los dioses griegos (pace García Gual).

Hoy me he acordado del anillo de Polícrates, que representa esa felicidad que no parece que pueda ser mayor y de la que los dioses sintieron envidia. Ayer fue mi cumpleaños. medio siglo (glup). Estuve muy acompañado: en casa, por teléfono, por mail, por whatsapp, hasta por SMS. La cosa es que me pasé una buena parte del día así, hablando, leyendo mensajes y contestando  Muy, muy querido me vi, muchas gracias a todos.

Sólo veo un nubarrón -ese yo mío feo- en este mundo de Dios en el que sé que todo será para bien. El viento sopla de cara, así que empiezo este nuevo medio siglo con gran alegría: a ver si consigo transmitiros algo, ahora que la tengo por arrobas.

viernes, 19 de mayo de 2017

Nojo

Leyendo cosas del siglo XVI a veces te encuentras con palabras, por ejemplo nojo, que se conservan así en una esquina de la península (el gallego noxo) y en castellano ahora sólo como «enojo» (y es posible que el problema sea de un falso corte de palabras a partir de ese «enojo»):

Este es el texto de san Juan de Ávila (cómo no):
¿os andáis dando de puñaladas vosotros mismos, enojándoos tanto por un breve y chico nojo que os hagan (4.314.47)
Ya puestos, apunto aquí evoluciones de palabras en san Juan de Ávila que fueron paradas por la «norma culta», tan molesta y quisquillosa. A mí me gustan mucho
hipróquita (3.1059.31)
pedricar (3.1063.2) / pedrique (3.1067.10)
inorantes (3.1090.3).
Luego vienen los filólogos policías y por ejemplo en gallego obligan a decir crocodilo, o a escribir harmonía con hache, al grito de que las palabras en origen eran así.

jueves, 18 de mayo de 2017

Para seguir con la fiesta

El sector más enfadado de los que celebran la fiesta de las Letras Gallegas querría que un año se le dedicasen a Carballo Calero, que acabó siendo el mayor representante de la línea lusista.
Los cachorros de esta línea lo «inmortalizaron» en una pintada en la puerta de la Facultad:



Como les quedaba pintura, aprovecharon para convertir en «inmortal» el aviso de una conferencia sobre el homenajeado de este año:





Lo mejor es esa línea roja para separar la pintada/aviso del texto de «toda repressom cria un estado de guerra», aunque me parece que es de ellos también (aunque de antes, eso sí).

miércoles, 17 de mayo de 2017

Fiesta hoy

Es el Día de las letras gallegas, fiesta oficial que me produce el entusiasmo que os podéis imaginar.

El sector lusista más radical montó su fiesta el 13, con varias actividades, entre ellas una conferencia con un título que me hizo muchísima gracia:

"Eucaliptización y desgalleguización: ¿dos procesos paralelos?"



martes, 16 de mayo de 2017

Retablo 3D

Ayer ponía fotos de la Iglesia de la Compañía, que con la expulsión de los jesuitas pasó a ser de la Universidad y ahora es solamente un «espacio».
A mí me gustan mucho los retablos del barroco de Santiago. Algunos de ellos explotan a fondo los efectos 3D: aquí la Virgen es llevada al cielo y el retablo se expande para mostrarnos el movimiento. El sacerdote, cuando decía Misa ad Orientem, quedaba inmerso en ese movimiento.









Y luego que todo el montaje es por una parte teatral (no en un sentido negativo) y por otra -no sé- supongo que tendrá mucho que ver con la arquitectura efímera.

Es el fin del barroco. Simón Rodríguez, para mayor desequilibrio, puso cilindros encima de los capiteles: